11.08.2022

¿Cómo puede ayudarle un diamante estratégico a analizar su empresa?

Lo más destacado:

  • El Diamante Estratégico de Porter es una herramienta eficaz para analizar el posicionamiento competitivo de una empresa que examina tanto el microentorno como el macroentorno de la empresa.
  • Los cuatro elementos clásicos del diamante estratégico (condiciones de los factores, condiciones de la demanda, sectores afines y auxiliares, estructura de la estrategia y rivalidad de la empresa) interactúan entre sí, lo que resulta clave para comprender las sinergias en la configuración de la ventaja competitiva.
  • El análisis de las condiciones de los factores permite identificar los recursos básicos y avanzados que pueden contribuir a crear una ventaja competitiva.
  • Comprender las condiciones de la demanda, incluida su estructura y distribución, permite satisfacerla con mayor eficacia.
  • El análisis de los sectores conexos y auxiliares permite conocer mejor a la competencia y la cadena de suministro, lo que es clave para comprender el lugar que ocupa una empresa en el mercado.
  • El análisis de la estrategia, la estructura y la rivalidad permite comprender cómo afecta la competencia del mercado al desarrollo de la innovación de una empresa.
  • Además, el diamante estratégico tiene en cuenta el impacto de la acción y la oportunidad del gobierno, que, aunque de naturaleza temporal, puede tener un impacto significativo en la competitividad de una empresa.
  • El diamante estratégico ofrece información que puede proporcionar una base sólida para establecer estrategias que hagan crecer la empresa, luchar contra la competencia y aprovechar las oportunidades del mercado.

¿Se pregunta cómo se compara su empresa con la competencia o quiere saber cómo mejorar su posición? El diamante estratégico desarrollado por Michael E. Porter puede ser una herramienta útil. Originalmente se refería a la teoría de la ventaja competitiva entre países, pero en la realidad económica actual puede aplicarse fácilmente al análisis de empresas o sectores concretos. El diagrama distingue cuatro elementos que, analizados con suficiente profundidad, pueden dar una información sobre la competitividad de nuestra empresa y cómo puede desarrollarse. El modelo clásico incluye:

  • condiciones de los factores,
  • condiciones de la demanda,
  • sectores conexos y auxiliares,
  • estrategia la estructura de la empresa y la rivalidad.

¿Qué muestra el diamante de Porter?

El Diamante de Porter, como herramienta de análisis estratégico, proporciona un amplio espectro de información que puede ser crucial para comprender la posición de una empresa en el entorno competitivo. En primer lugar, ayuda a comprender qué factores configuran la competitividad de una empresa en su entorno, ya sea en términos de disponibilidad y calidad de los recursos, condiciones de la demanda, vínculos con otros sectores o estructura y estrategia internas. También permite ver cómo estos elementos se influyen mutuamente, lo cual es sumamente importante en el contexto de la búsqueda de sinergias y la creación de ventajas competitivas.

Otra característica importante del diamante de Porter es que permite analizar el impacto de la actividad gubernamental y el papel de la aleatoriedad y la imprevisibilidad en la configuración de la competitividad. Estos aspectos suelen pasarse por alto en otros modelos de análisis estratégico y pueden ser cruciales para el éxito a largo plazo de una empresa.

¿Cómo puede un diamante estratégico ayudar a aumentar la competitividad de una empresa?

La cuestión que hay que plantearse es cómo utilizar el diamante estratégico y sus elementos individuales para dar forma a la estrategia de la empresa. Al repasar las características de cada una de las partes del modelo, es importante saber que la idea principal es que interactúen entre sí y logren sinergias. Centrarse en un solo elemento puede no dar una imagen completa de la posición de nuestra empresa entre los competidores.

Al analizar el primer pilar, las condiciones de los factores, es importante centrarse en agruparlos en básicos y avanzados. El primer grupo se refiere al macroentorno, sobre el que la empresa tiene una influencia limitada. Con su ayuda, se pueden configurar factores avanzados que realmente le proporcionen una ventaja competitiva y le ayuden a construir la estrategia de su empresa. Entre ellos se incluyen, aunque no exclusivamente: los conocimientos técnicos, la experiencia de la mano de obra o las infraestructuras innovadoras.

El segundo elemento del diamante estratégico son las condiciones de la demanda, es decir, un análisis en profundidad de la demanda del producto o servicio en el entorno de la empresa (por ejemplo, el país). En primer lugar, es importante centrarse en la estructura de la demanda, para poder responder con mayor precisión a la demanda de los consumidores. Su distribución también es importante, ya que puede ser geográficamente uniforme o estar formada por aglomeraciones. En esta parte del análisis, también conviene tener en cuenta qué tipo de producto fabrica nuestra empresa, porque debido a la disonancia en la tasa de crecimiento de la demanda, una estrategia se construye de forma diferente para un bien básico y un bien de lujo.

La siguiente parte del modelo, los sectores conexos y auxiliares, incluye un amplio análisis de la competencia y la cadena de suministro. Es necesario considerar las empresas que crean directamente competencia para nuestro negocio y las que producen las piezas necesarias para nuestro proceso de producción. Hay que examinar las barreras de entrada y las condiciones y tendencias del mercado. Puede ser necesario gastar cantidades relativamente grandes en investigación y desarrollo para conseguir una posición satisfactoria, lo que obligará a cambiar la estrategia de la empresa.

El último pilar del diamante estratégico clásico está formado por la estrategia, la estructura y la rivalidad de la empresa. En el contexto de una unidad de negocio, se trata principalmente del efecto de la competencia del mercado en el impulso de la innovación empresarial. Utilizando esta relación y otros recursos disponibles, pueden fijarse objetivos que mejoren nuestra competitividad frente a otras empresas.

¿Cómo comprueba su posición frente a la competencia?

Como complemento al modelo clásico de Porter, destacan dos factores adicionales: el gobierno y la oportunidad. La acción del gobierno es de naturaleza extremadamente variable, a menudo dictada por la situación política del país, pero al mismo tiempo muy importante. El gobierno puede estimular la demanda, crear y aplicar nuevas leyes sobre la competencia en el mercado o animar a los empresarios a innovar. El concepto de oportunidad, por su parte, se refiere a la aleatoriedad que existe en el espacio económico. Esto significa que a veces el destino de un producto en el mercado es completamente aleatorio. Ambos aspectos, sin embargo, pueden no conducir a una ventaja competitiva permanente, sino sólo temporal, por lo que a menudo no se tienen suficientemente en cuenta a la hora de crear un análisis y preparar una estrategia empresarial.

El Diamante Estratégico es una herramienta eficaz y versátil para analizar una empresa y sus competidores, ya que examina tanto el microentorno como el macroentorno de la empresa. Sin embargo, es importante señalar la sinergia entre sus elementos, que se traduce en una imagen más objetiva de la situación de nuestra empresa. El diamante, como herramienta, es poco probable que funcione por sí solo, sino que complementa otros tipos de análisis. Sin embargo, la información que proporciona puede constituir una base sólida para establecer estrategias de desarrollo de la empresa, luchar contra la competencia y aprovechar las oportunidades del mercado.

¿Por qué analizar la situación estratégica de la empresa?

El análisis estratégico de una empresa es una parte esencial de la gestión y la planificación del desarrollo. Permite comprender la posición actual de la empresa en el mercado, identificar sus puntos fuertes y débiles y detectar posibles amenazas y oportunidades. Sin este análisis, las empresas pueden desconocer tendencias clave, cambios en el comportamiento de los consumidores o nuevos competidores, lo que puede dar lugar a decisiones estratégicas inadecuadas. Comprender la situación estratégica permite a las empresas concentrar sus recursos en las áreas más prometedoras, evitar situaciones de mercado desfavorables y contrarrestar eficazmente las acciones de los competidores. Además, el análisis estratégico permite controlar la eficacia de las estrategias puestas en marcha y modificarlas en caso necesario, lo que es clave para mantener y ampliar la ventaja competitiva.

¿Le gustaría realizar un análisis de su posición en el mercado, pero no sabe por dónde empezar? Rellene el siguiente formulario y concierte una cita consulta gratuitay nuestros especialistas le ayudarán a elegir la solución adecuada.

Kacper Górniak

Véase otros entradas

Herramientas de apoyo al trabajo a distancia en una empresa - parte 3/3
Gestión empresarial

Herramientas de apoyo al trabajo a distancia en una empresa - parte 3/3

Más información
Pagos biométricos - Innovaciones en la banca
Gestión

Pagos biométricos - Innovaciones en la banca

Más información
estudios de mercado
Análisis del mercado

Análisis PEST como parte del estudio de mercado

Más información