18.04.2021

Atractivo del sector en la economía: las 5 fuerzas de Porter y la matriz de McKinsey

El aumento de las oportunidades de expansión ha suscitado un mayor interés entre las empresas por ampliar sus operaciones. Esto ha provocado un aumento de la popularidad de las estrategias de diversificación vertical. Esto implica que una empresa entre en un nuevo mercado con nuevos productos. Esto ha dado lugar al desarrollo de herramientas adecuadas con las que evaluar el atractivo del sector en el que se planea operar. Estas herramientas permiten realizar un análisis en profundidad del sector. Entre estas herramientas figuran el análisis de las cinco fuerzas de Porter y la matriz de McKinsey.

Análisis de las 5 fuerzas de Porter y atractivo de un sector económico

Este modelo fue creado por Michael Porter, un estratega estadounidense de fama mundial. Consiste en un análisis de 5 factores que influyen significativamente en la decisión de entrar en un nuevo mercado y permiten examinar el atractivo del sector. Además, lo importante para una nueva empresa es la facilidad con que otras empresas pueden entrar en el sector. El modelo tiene en cuenta aspectos como los sustitutos, los competidores o los proveedores.

Amenaza de nuevos competidores

Al analizar el primer factor de las 5 fuerzas de Porter, es importante considerar las oportunidades de que surjan nuevas empresas en el sector. Además, hay que tener en cuenta las barreras de entrada existentes. Entre los impedimentos pueden figurar la elevada intensidad de capital del sector, la necesidad de cumplir requisitos legales o la base de conocimientos técnicos necesaria para operar. Por el contrario, la combinación más favorable es la de altas barreras de entrada y bajas barreras de salida. En este caso, es poco probable que surjan nuevos operadores en el mercado y resulta fácil abandonar las actividades actuales de una empresa. Es importante identificar dónde tienen las empresas ya establecidas una ventaja competitiva sobre los nuevos rivales potenciales.

Amenaza de sustitutos

Esta sección debe evaluar la probabilidad de que entren en el mercado productos sustitutivos. Debe examinar hasta qué punto el producto es único y con qué facilidad puede ser sustituido. Para ello, es importante analizar si los bienes sustitutivos satisfacen las necesidades de los clientes del mismo modo que el producido por la empresa en cuestión. El analista debe determinar qué características diferencian el producto de una empresa concreta de los de sus competidores.

Poder de negociación de los compradores y poder de negociación de los proveedores

Además, es importante saber qué poder de mercado tendrá la empresa en relación con compradores y proveedores. Si los clientes son pocos, pueden influir considerablemente en las decisiones de la empresa. Del mismo modo, si sólo hay un proveedor de la empresa (por ejemplo, de productos semiacabados). Éste puede imponer condiciones favorables a su cliente. Esto puede afectar al precio del producto final e incluso a la rentabilidad de la empresa recién llegada al mercado.

Un derivado de los factores analizados es la evaluación de la rivalidad dentro del sector. Aquí es necesario examinar qué posición ocupan los competidores potenciales y qué cuota de mercado tienen. Es necesario averiguar qué tipo de lucha libran y cómo se diferencian de sus competidores.

Atractivo del sector - utilizando la matriz McKinsey

La Matriz McKinsey fue desarrollada por la consultora McKinsey en colaboración con General Electric. El desarrollo de la versión más utilizada de este modelo se atribuye al Boston Consulting Group. Se trata de una matriz que tiene en cuenta el atractivo sectorial y la posición competitiva de una empresa. Estas son las variables de los ejes de un sistema de coordenadas en el que se determinan las nueve casillas que componen la matriz. En función de la casilla en la que se sitúe una empresa, se pueden determinar las acciones futuras de la empresa para mantener o reforzar esta posición. Por ejemplo, una empresa fuerte en un sector dinámico debe aspirar a establecer una posición dominante mediante un crecimiento estable y una elevada inversión. Por el contrario, en la combinación menos favorable (una cuota pequeña en un sector de bajo crecimiento), debería aprovechar la oportunidad de obtener ingresos en el mercado y salir de él lo antes posible. La cuota de mercado de una empresa también se tiene en cuenta en el modelo para evaluar sus oportunidades reales. Sin embargo, hay que recordar que la inserción de una empresa en un ámbito determinado es subjetiva y que los datos que allí figuran reflejan la situación actual del mercado y no deben ser el único criterio para predecir el equilibrio de poder en el futuro, ya que éste puede cambiar.

El análisis de las 5 fuerzas y la matriz de McKinsey son herramientas muy útiles para evaluar el atractivo de un sector. Por consiguiente, pueden utilizarse cuando se considera la posibilidad de entrar en un nuevo mercado y también pueden proporcionar conocimientos sobre las características específicas del sector. Esto ayuda en la planificación estratégica, ya que su análisis minucioso permite determinar la posición de una empresa en el sector y da lugar a recomendaciones para la futura actividad de la empresa.

¿Le gustaría llevar a cabo Análisis de las 5 fuerzas o matriz de McKinsey¿pero no sabe cómo hacerlo? Recurra a los servicios de una consultoría profesional.

Mateusz Grzelak

Véase otros entradas

equilibrio estratégico
Finanzas

¿Cómo puede un balance estratégico ayudar a su empresa a tomar nuevas decisiones?

Más información
Herramientas de apoyo al trabajo a distancia en una empresa - parte 2/3
Gestión empresarial

Herramientas de apoyo al trabajo a distancia en una empresa - parte 2/3

Más información
estrategia de marketing
Marketing

4P vs 4C - o cómo utilizar el Marketing Mix hoy en día

Más información