14.02.2021

Ratios ROS, ROE y ROA: ¿cómo analizar la rentabilidad de una empresa?

Información clave:

  • ROE (Rentabilidad de los fondos propios): mide la rentabilidad de los fondos propios.
  • ROA (Rentabilidad de los activos): mide la capacidad de una empresa para ganar dinero con sus inversiones.
  • Ratio de rentabilidad sobre ventas (ROS): mide el beneficio de la empresa en relación con las ventas.
  • Todos los indicadores no tienen un nivel óptimo definido y su rendimiento debe compararse a lo largo del tiempo y con el de los competidores y las medias del sector.
  • El análisis de rentabilidad evalúa la eficacia del uso de los recursos de una empresa y su capacidad para generar beneficios.
  • Los valores de los indicadores de rentabilidad deben interpretarse en el contexto de los cambios a lo largo del tiempo y en comparación con los resultados de los competidores y las medias del sector.
  • Los valores altos de los ratios de rentabilidad no garantizan el éxito de una empresa, y los valores bajos no significan necesariamente el fracaso.
  • El análisis de rentabilidad debe formar parte de un análisis financiero más amplio que también tenga en cuenta otros aspectos como la liquidez, el endeudamiento o la eficiencia de las operaciones de la empresa.

Más detalles a continuación.

El objetivo principal de cualquier empresario es que su empresa sea rentable. En este caso, lo más importante es encontrar la herramienta adecuada que permita a la empresa examinar su rentabilidad. Uno de los métodos básicos para satisfacer esta necesidad es el análisis de rentabilidad, que puede realizarse mediante ratios: ROS, ROE y ROA.

Análisis de la rentabilidad de la empresa y de sus objetivos

La cuenta de resultados es una de las principales herramientas para determinar si una empresa es rentable. Puede llevarse a cabo utilizando los indicadores adecuados. Entre los más populares se encuentran:

  • ROS (Return On Sales), que mide la eficacia de las ventas de una empresa;
  • ROE (Rentabilidad de los fondos propios), que mide cuántos beneficios ha conseguido generar una empresa a partir de los fondos propios aportados;
  • ROA (Rentabilidad de los activos), que mide la capacidad de una empresa para generar beneficios.

Cada uno de los indicadores mencionados permite abordar un área diferente de la empresa. Mediante el análisis de la rentabilidad, el propietario puede gestionar su entidad con mayor eficacia, creando una estrategia coherente para seguir desarrollándose.

Una de las principales ventajas de utilizar ratios a la hora de analizar la rentabilidad es también la sencillez, ya que para el cálculo sólo se necesitan datos financieros básicos. Sin embargo, esto no cambia el hecho de que un cálculo de tan baja complejidad es capaz de proporcionar información sencilla y, lo que es más importante, clara sobre el estado financiero de la empresa.

¿A quién va dirigido el análisis de rentabilidad de la empresa?

En contra de lo que pueda parecer, el análisis de rentabilidad no sólo lo llevan a cabo las grandes empresas desarrolladas, entendiendo por tales las sociedades de diversos tipos (anónimas, comanditarias, colectivas o de responsabilidad limitada), sino también las pequeñas empresas o los empresarios individuales. En todos estos grupos, la encuesta apoya una gestión eficaz.

ROS - Ratio de rentabilidad de las ventas

El primer indicador analizado en el análisis de rentabilidad es el ROS, cuyas siglas se desarrollan como Return on Sales, que significa Retorno sobre las Ventas. Para obtener el valor de este indicador hay que realizar un cálculo a partir de datos como el beneficio neto generado por la empresa y los ingresos totales por ventas.

¿Cómo se ve esto en la práctica? Se puede ilustrar con un ejemplo sencillo.

Supongamos que el Sr. Jan es un empresario individual que presta servicios de peluquería. En 2020, sus ingresos totales por los servicios prestados ascendieron a 90.000 zlotys. Sus costes empresariales e impuestos ascendieron a 50.000 zlotys, lo que finalmente dio lugar a un beneficio de 40.000 zlotys.

Sustituyendo esto en la fórmula ROS, obtenemos un valor igual a 44,45%. ¿Cómo interpretarlo? El resultado del análisis ROS es el margen de beneficio neto: la cantidad que una empresa ha ganado por cada PLN 1 de ingresos por servicios prestados. En el ejemplo anterior, 1 PLN generó aproximadamente 0,44 PLN de beneficio. Es una buena práctica calcular regularmente el ROS si el valor del indicador aumenta. Esto significa que la empresa funciona de forma cada vez más eficiente. El caso contrario, por el contrario, debe ser una señal de alarma para la empresa, ya que puede indicar que está incurriendo en demasiados gastos.

En este caso, se ha obtenido un valor de 44,45%. ¿Cómo interpretarlo? El resultado del análisis del ratio ROS es el margen de beneficio neto, es decir, la cantidad que ganó la empresa por cada 1 libra de ingresos por los servicios que prestó. En el ejemplo anterior, 1 zloty generó aproximadamente 44 céntimos de beneficio. Es una buena práctica calcular el ROS con regularidad, si el valor del ratio aumenta, significa que la empresa funciona cada vez con más eficacia. El caso contrario, por el contrario, debería ser una señal de alarma para la empresa, ya que puede indicar que está incurriendo en demasiados costes.

ROE - Rentabilidad de los fondos propios

Otro indicador que puede utilizarse al analizar las finanzas de una empresa es el ROE (rendimiento de los fondos propios). Representa la rentabilidad de los fondos propios aportados. Como antes, el valor del indicador se obtiene mediante un simple cálculo.

El coeficiente de rendimiento de los fondos propios mide la tasa de rendimiento que una empresa puede obtener de una inversión específica. Una vez más, esto puede ilustrarse con el ejemplo utilizado anteriormente.

El Sr. Jan, satisfecho con su negocio de peluquería, decide abrir una segunda peluquería. El capital que invierte en abrirla asciende a 30 000 zlotys. En el primer año tras la apertura, generó un beneficio neto de 35 000 PLN.

La inversión realizada por el empresario dio lugar a un rendimiento de los fondos propios de 116,67%. Al igual que ocurre con el ROS, también en este caso es deseable alcanzar el valor más alto posible. El análisis de este indicador permite ver el rendimiento de una empresa en términos de utilización de sus fondos propios. El ROE es muy apreciado por los inversores (sobre todo los accionistas) cuando la empresa está registrada en bolsa.

ROA - Ratio de rentabilidad de los activos

Un último indicador útil a la hora de analizar las finanzas de una empresa es el ROA (Return on Assets), que significa rendimiento de los activos. Este indicador ayuda a determinar la capacidad del capital total de una empresa para generar beneficios.

El ROA da a un directivo, inversor o analista una idea de la eficacia con que una empresa utiliza sus activos para generar beneficios. En este caso, utilizaremos otro ejemplo.

Imaginemos a Pedro y Pablo, que pretenden abrir puestos de perritos calientes. El primero gasta 1 500 USD en su puesto, mientras que el segundo gasta 1 000 USD. Al cabo de una semana, Pedro ha ganado 250 USD con la venta de perritos calientes, mientras que Pablo ha ganado 200 USD.

En este caso, puede verse que, aunque Peter ganó 50 dólares más, la empresa de Paul es más eficiente. Por tanto, el ROA muestra la eficacia con la que una empresa gestiona sus activos. Al igual que con los dos indicadores anteriores, conviene comparar los resultados con los de la competencia y las medias del sector. Una empresa también debería cotejar los resultados registrados en periodos anteriores.

También suele preguntarse cuál es la diferencia entre ROE y ROA. Ambos ratios miden cómo utiliza una empresa sus recursos. Esencialmente, el ROE sólo ilustra el rendimiento de los fondos propios de una empresa, ignorando el pasivo, a diferencia del ROA. Cuanto más apalancamiento y deuda asuma una empresa, mayor será el ROE en relación con el ROA.

Interpretación del ROA ROE y ROS

Para tener una imagen clara de la empresa, no sólo es útil conocer sus indicadores de rentabilidad y saber calcularlos, sino también saber interpretarlos. ¿No sabe cómo hacerlo? ¡Venimos al rescate!

Ratio ROA 

Utilice la siguiente fórmula para calcular el ROA:

(resultado financiero / fondos propios) x 100%

Cuanto más alto salga el nivel de ROA, mejor será la situación de la empresa en cuestión. Si el ratio es negativo, la empresa no está generando beneficios, sino pérdidas. Para llegar a conclusiones concretas, hay que:
- comparar el resultado obtenido con el valor medio del indicador en el sector,
- analizar los valores anteriores del ROA de la empresa y compararlos con el actual,
- comparar el resultado con los de los principales competidores de la empresa.

Ratio ROE 

Utilice la siguiente fórmula para calcular el ROE:

(beneficio neto / fondos propios) x 100%

Al igual que ocurre con el ROA, cuanto mayor sea el ROE, mejor será la situación de la empresa. Es importante recordar que el ROE no tiene un único nivel óptimo para determinar el nivel de rentabilidad. La interpretación de los resultados debe basarse en la evolución de este indicador a lo largo del tiempo. Si el ROE aumenta, esto indica un aumento del nivel de seguridad financiera y del potencial de crecimiento de la empresa. Un aumento del ROE también puede indicar una ventaja competitiva para la empresa.

Factor ROS 

Utilice la siguiente fórmula para calcular el ROS:

(resultado financiero neto / ingresos por ventas) x 100%

También en este caso, cuanto mayor sea el ROS, mejor será la salud de la empresa. Es importante tener en cuenta que no existe un nivel específico que garantice una rentabilidad óptima, como ocurre con el ROA y el ROE. Para entender los resultados con precisión, es importante compararlos con los resultados de periodos anteriores, los resultados de los competidores y las medias del sector. Los valores crecientes son deseables, pero también es importante mantener el ratio estable en un nivel alto. Por el contrario, los descensos en el ratio ROS sugieren que los costes y las cargas fiscales están absorbiendo una proporción cada vez mayor de los ingresos, lo cual es perjudicial para la empresa.

 

Si necesita un análisis financiero, concierte una cita para una consulta gratuita. Estaremos encantados de decirle cómo podemos ayudarle].















    Acepto normativa*


    Enviar

    Resumen

    Los indicadores presentados anteriormente muestran cómo, de forma sencilla, un empresario puede comprobar el rendimiento de su empresa. La cuenta de resultados suele ser uno de los elementos principales del análisis de las finanzas de una empresa. La rentabilidad es el factor que indica si la empresa es rentable y si tiene más sentido empresarial. El análisis de ratios es una de las formas de ser más rentable: este proceso permite tomar mejores decisiones financieras y estratégicas.

    No obstante, el ROS, el ROE y el ROA aquí descritos son sólo el principio de un análisis serio de los resultados de una empresa, que cuanto más avanzado es, más tedioso, largo y complicado resulta. Sin embargo, esto debería motivarle a aprender más sobre cómo analizar las finanzas de su empresa. Aquí es donde otro artículo de nuestro blog, que describe en qué consiste un análisis del punto de equilibrio y cómo realizarlo correctamente.

    Véase otros entradas

    análisis de la competencia
    Gestión

    ¿Tiene sentido el análisis de la competencia?

    Más información
    ¿Por qué asesorarse?
    Gestión empresarial

    ¿Por qué asesorarse?

    Más información
    Gestión

    El marketing en la empresa: su papel e importancia

    Más información